Revisitar la Alhambra

Acabamos de volver hace un rato de la Alhambra.

Es la tercera vez que la visito en mi vida y… sigue siendo sorprendente.

La majestuosidad de los Palacios Nazaries, construidos cuando al norte de europa lo único que teníamos era Edad Media, miedo por el fin del mundo en el cambio de milenio, etc…. sorprende por contraste con lo que ha quedado en el mundo al norte de África.

No es de extrañar al pasear por los pasillos de la Alhambra que el integrismo islámico, en boca de Bin Laden, todavía añore la Alhambra como tesoro perdido de una época de esplendor.

Estamos pasando unos días por el sur de la península. Ahora descansamos en Lanjaron. Pueblo precioso. El hotel (Hotel Alcadima), además, es una maravilla. La paz de la montaña, el blanco de las casas de Las Alpujarras… todo hace que cualquier recuerdo de vuelta a la rutina suene como a extraño…

Mañana salimos camino de La Mancha. Albaladejo nos espera. Vuelta a los orígenes, a mi patria chica.

Lo bueno de estas vacaciones es que me están dando tiempo para pensar. Y lo necesitaba. Sabe Dios que lo necesitaba.

Blog de Pere Rodriguez