La dación en pago

En el pleno del 29 de Marzo tenemos en el orden del día una moción para dar apoyo a una reforma de la Ley Hipotecaria para aprobar la dación en pago.

PSC, ICV-EUiA, CiU, ERC y PP deberemos ponernos de acuerdo ( o no) en aprobar un texto en el pleno con el que todos nos sintamos cómodos y que de respuesta a los problemas de nuestros ciudadanos. A pesar de que este es un tema en el que los Ayuntamientos tenemos muy poquito (por no decir nada) que hacer. Pero está bien significarnos en aquellos temas que consideramos importantes y estar al lado de aquellos que reclaman soluciones.

Hace ya varios meses que se habla de la reforma de la Ley Hipotecaria para que se recoja la figura de la “dación en pago”, o dicho de otra manera, que entregando el piso para el cual se pidió la hipoteca quede cancelada la deuda.

Siempre se podría decir que este tema sale con fuerza ahora, y no en 2005, 2006 o 2007, cuando unas expectativas irracionalmente alcistas del mercado inmobiliario, probablemente no hacían deseable esta opción ni para propietarios ni para banca.

Evidentemente este tema sale ahora, cuando duele a los ojos y a los oídos conocer historias de famílias que no pueden pagar su deuda y no sólo pierden su propiedad, embargada por el banco, sino que además deben seguir pagando la deuda. Ellos y en algunos casos previsiblemente sus hijos. El Periodico de Cataluña de hoy dedica varias páginas a explicar casos.

La situación actual hace que parezca de justicia que se reforme la Ley Hipotecaria para aprobar la “dación en pago”. Pero creo que se confunde la situación de precariedad de mucha gente, que está a punto de perder su vivienda, con la bondad de la medida. Y yo creo que son dos cosas distintas. Creo que, a largo plazo ni la medida es tan buena ni tampoco solucionaría los problemas y necesidades de vivienda, que al final es lo que la gente necesita. Y me explico.

Argumentos a favor:
Mayor dinamismo del mercado
inmobiliario: menos miedo por parte de los futuros propietarios de
“embarcarse” en la aventura de hipotecarse.

Desarrollo
del mercado de alquiler: mucha más gente para alquilar vivienda (por no
poder acceder a la propiedad -entre muchas otras razones-) y mucha de
la vivienda actualmente en venta disponible para ser alquilada. Un mayor
y mejor mercado de alquiler redundaría en muchos otros beneficios, como
una mayor movilidad laboral, una mejor adaptación de la vivienda en la
que vives a tu situación vital (número de hijos, proximidad al lugar de
trabajo, cambio de barrio o ciudad, etc…).

Hacer más
justo el equilibrio de riesgos entre prestamista y prestatario. El
sistema actual hace que para el banco no haya prácticamente riesgo, más
allá de que (como ha pasado) el circulante quede inmobilizado y tengan
que acudir a una deuda cara y difícil de conseguir. Pero la situación
del prestatario es claramente de desventaja por los riesgos que asume.

Argumentos en contra:
La dación en pago ha estado vigente en Estados Unidos desde hace mucho tiempo, y probablemente es el país que en mayor medida provocó y posteriormente sufrió el boom inmobiliario. Por lo tanto, en situaciones de inflación de la vivienda  (expectativas de subidas cuantiosas del suelo o de los bienes inmuebles) nada va a parar a la banca para sobreconfiarse y facilitar el acceso al crédito para la compra de vivienda.

El aumento del riesgo para los bancos haría que se restringiese el acceso al crédito para la compra de vivienda y que sus condiciones fuesen más duras. Así, personas o familias que en el pasado podían tener acceso a crédito para la compra de una vivienda, y por lo tanto a la posibilidad de ser propietarios de una vivienda, quedarán excluidos de esa posibilidad.

A las personas que no pudiesen acceder a la propiedad les quedaría la opción del alquiler, que con toda seguridad se dinamizaría pero, a largo plazo eso significaría una importante transferencia de renta y una concentración de capital. Y me explico. Si yo, que no puedo comprar una vivienda por mis condiciones económicas, decido alquilar una vivienda (que será propiedad de alguien que o bien sí tiene acceso al crédito o bien dispone de patrimonio -heredado o adquirido-) al cabo de unos años yo habré pagado por un servicio mientras que el propietario de la vivienda que habito habrá aumentado su patrimonio. Etc, etc. Y multiplíquese por varios millones de ciudadanos y varias décadas y se tendrá un reparto desigual de la riqueza que debería corregirse, por ejemplo, con el tan traido y llevado Impuesto de sucesiones.

____________________________________

En definitiva, que ni todo son flores ni todo son violas, y que me parece a mi que con la dación en préstamo solo no arreglamos nada.

Y que como me pasó a mi el día que firmé la hipoteca de mi piso, a uno se le queda cara de tonto (haya dación o no haya dación) al hacer numeros y darse cuenta de que por un piso de 200.000€ a 30 años con un 4,90% de interés (supongámoslo fijo) se va a acabar pagando 382.000€, esto son 182.000€ más de lo que se pide.

En fin, que en el pleno del 29 de Marzo llevaremos a aprobación del Pleno Municipal una moción en la que solicitamos la reforma de la Ley Hipotecaria.

Informaré puntualmente de la propuesta. 

Blog de Pere Rodriguez