Montmeló worldwide

Ayer por la tarde, mientras me desplazaba por el metro de Madrid (ayer funcionaba), en el canal Metro transmitían un resumen del Gran Premio de Motociclismo de la mañana en Montmeló.

Por un momento cobré conciencia: aún tenía en la retina las imágenes en directo de la carrera en el circuito y a cerca de 600 km de distancia, unas horas después, hablaban de mi municipio. Y todo el mundo en el metro veía el nombre de Montmeló publicado en las pantallas del metro de Madrid con normalidad y, mucho me temo, con cierta envidia y admiración.

Esta mañana la prensa viene llena de noticias en las que el nombre de Montmeló aparece en portada, junto a Rafa Nadal, Zapatero, Komorowski, el mundial de Sudáfrica o la propia huelga del metro de Madrid en el que me he vuelto a desplazar… Y pienso en mis Tres Creus, y en mi carrer Major, y en mi Plaça de la Vila, y en el Montmeló de verdad, que son sus gentes… image

Si bien el Circuito nos ha podido generar algunas molestias, que son las que habitualmente van ligadas a la celebración de grandes acontecimientos (no creo que el Circuito cause más molestias en Montmeló que las que causan los Sanfermines en Pamplona, la Semana Santa en Sevilla, o cualquier maratón, manifestación o actividad de masas en cualquier ciudad de España o del mundo), la verdad es que nos ha generado una centralidad en el mundo del motor a nivel mundial que muy pocos municipios de 9.500 habitantes pueden siquiera soñar.

Ahora nos toca, con responsabilidad y ambición pensar en el futuro, del Circuito y de Montmeló. El debate está abierto y la discusión de las líneas estratégicas del POUM recoge esta línea de reflexión, destacada, precisamente, por la participación de los ciudadanos en el proceso participativo del pasado marzo.

Pero días como el de hoy, en el que Montmeló es el centro del mundo del motor mundial, deben recordarnos que nos jugamos mucho en la concreción y desarrollo futuro de esta apuesta que comenzó a mediados de los 80 y que con el tiempo se ha demostrado como acertada.

No sería justo decir que estamos solos en este proyecto. Ni justo ni realista. No sólo Granollers y Parets tienen mucho que decir y la complicidad del territorio será fundamental a la hora de plantear estrategias de futuro. También el conjunto del Vallès Oriental y de Cataluña se juegan mucho en la definición de un modelo futuro de Circuito, que debe ir, inextricablemente ligado a la definición de futuro de Montmeló.

Quizás sea más evidente todo esto visto, aunque sólo sea por unas horas, desde la distancia, que es como deben intentar verse a menudo las cosas para no caer en trampas cortoplacistas y de miras cortas….

Blog de Pere Rodriguez