Ese desasosiego antiguo…

“Soñamos días de mañana
que nunca llegan.
Soñamos una gloria
que no deseamos.
Soñamos un nuevo día
cuando ese día ya ha llegado.
Huimos de una batalla
en la que deberíamos pelear.

Y sin embargo dormimos.

Esperamos la llamada
sin adelantarnos a ella.
Basamos nuestras esperanzas en el futuro
cuando el futuro no es más que vanos proyectos.
Soñamos con una sabiduría
que evitamos cada día.
Llamamos con nuestras plegarias a un salvador
cuando la salvación está en nuestras manos.

Y sin embargo dormimos.

Y sin embargo dormimos.
Y sin embargo rezamos.
Y sin embargo tenemos miedo”

N.H.Kleinbaum

Blog de Pere Rodriguez