Balzac en campaña

Lucien se encontraba en la situación de aquel pescador de no sé qué leyenda árabe, quien, queriendo ahogarse en pleno océano, cae en medio de un país submarino y lo hacen rey.

Honore de Balzac

Nota: cámbiese Lucien por el nombre de cualquier candidato del #25N que concuerde con la descripción.

Blog de Pere Rodriguez