Excelente servicio técnico de BQ Readers

Como por desgracia es bastante habitual que los servicios técnicos no den respuestas satisfactorias, creo que vale la pena dar cuenta de aquellos que responden de forma efectiva, y debo decir que el servicio técnico de BQ, el fabricante de E-books me ha sorprendido muy positivamente. Y por eso quiero escribir sobre ellos. ¿No dicen que para eso sirve el Web 2.0?

En Mayo de 2011 compré un BQ Avant. Sopesé la compra de una Tablet, pero dado que paso muchas horas al día delante de ordenadores y mi problema no es tanto carecer de un sistema operativo delante cuando lo necesito sino que cargo con cantidad de papel y leo muchos folios al final de la semana, vi claro que mi mejor opción era un E-book.

El aparato me gustó desde el primer momento. Pantalla de tinta electrónica, capacitiva de 6″ y Wi-fi, lo cual es muy útil para breves consultas en internet. También la cantidad de formatos que acepta, y la capacidad (nunca he conseguido llenarlo, y ya no digo nada de leer todo lo que le cabe dentro), además de aceptar Micro-SD.

En definitiva, he disfrutado del aparato desde Mayo pasado y puedo decir que es una de las mejores compras que he hecho y en ningún momento me he arrepentido de haber comprado un E-Book en lugar de una Tablet. Es uno de esos aparatos que seguro repondré cuando deje de funcionar.

Pero justo antes del verano, a mediados de Julio, un día, al abrir su funda vi que en la esquina superior derecha la pantalla se había roto y tenía una fisura de unos 8cm, supongo que por alguna presión. Pensé en pedir presupuesto de reparación de la pantalla al servicio técnico, dando por hecho que el presupuesto no compensaría la reparación, como por desgracia suele ser bastante habitual.

Para ello me puse en contacto con el servicio técnico de BQ Readers y no me contestaron prácticamente al momento (un tal Raúl Vara, muy amable). Me pidieron fotografías del aparato y me solicitaron copia del ticket de compra para cerciorarse de que yo era el propietario, lo cual me parece muy adecuado habiendo como hay tanto amigo de lo ajeno. Pero lo mejor de todo, me informaron de que por estar dentro de los dos años de garantía y aunque la incidencia de mi aparato no era culpa del fabricante, la compañía había decidido hacerse cargo de la reparación de este tipo de incidencias!

El presupuesto de reparación de la pantalla era de 76€. Muy lejos del precio de compra del producto pero muy a mano del precio de algunas tabletas Android que comienzan a verse por todos lados. En cualquier caso, ellos se hacían cargo de la reparación.

Facilitado el ticket de compra, en seguida me dieron las instrucciones para tramitarlo y un mensajero se ocupaba de venírmelo a buscar y devolvérmelo reparado sin ningún coste para mi.

Vaya, que me ha parecido justo relatarlo porque cuando un fabricante da un buen servicio técnico creo que es justo que se sepa. Eso también va en el precio de compra del aparato!

http://www.bqreaders.com/

Blog de Pere Rodriguez